Cerave Aprende sobre tu piel

Icon > Cuestión de piel

¿Cómo hacer una limpieza de piel grasa?

La piel del rostro es muy delicada y durante el día se suelen acumular muchas impurezas y células muertas en los poros, que se manifiestan en forma de granitos o puntos negros, los cuales aparecen en la cara cuando no se hace una limpieza profunda. Por supuesto, estos residuos deben eliminarse para mantener la piel suave, brillante y sin imperfecciones.

Conforme el tipo de piel, estas impurezas pueden hacerse cada vez más frecuentes. Si tienes la piel grasa notarás que hay mucho brillo en tu nariz, frente y mejillas. Las pieles grasas, como el nombre lo señala, presentan mayor cantidad de sebo o grasa natural que la piel requiere para mantenerse hidratada. Como la producción de este elemento se da en exceso, resulta muy fácil que los poros se obstruyan y, como efecto, aparezca el acné u otras afecciones.

En consecuencia, resulta importante que conozcas cómo hacer una limpieza de piel grasa de manera eficiente, siguiendo algunos consejos y completando una rutina de cuidado que puede brindarte muy buenos resultados.

Cómo limpiar la piel grasa

Pasos para hacer una limpieza de piel grasa

Realizar una limpieza óptima en casa es fundamental para fortalecer la barrera natural de la piel y su tonificación, mejorar el aspecto general del rostro y eliminar las impurezas que se acumulan día a día.

Algunos pasos que puedes seguir para limpiar profundamente tu piel grasa, con una frecuencia recomendable de dos veces al mes, son los siguientes:

  1. Quita el maquillaje: puedes usar un desmaquillante sin fragancia ni alcohol. Aplica un poco sobre una almohadilla o toalla facial y pasa sobre el rostro con suaves movimientos circulares hasta retirar todos los residuos.
  2. Usa un limpiador: usa un jabón especializado para piel grasa o un gel limpiador. Una opción bastante favorable es CeraVe SA Limpiador Anti-Rugosidades, un gel que te ayudará a eliminar las impurezas, exfoliar la piel y brindarle suavidad. Este producto contiene ácido salicílico, que cuenta con la propiedad de exfoliar desde adentro hacia afuera, ya que penetra rápido en la piel y desprende la capa exterior de las células, además de contribuir a quitar manchas y eliminar el acné. En este producto también están presentes tres ceramidas que protegen la barrera natural que tiene la piel; y la niacinamida, que te ayuda a reducir la cantidad de sebo, cerrar los poros e hidratar la piel. Recuerda lavar con abundante agua y secar con cuidado.
  3. Exfolia: usar un exfoliante para piel grasa o preparar un remedio casero te servirá para eliminar la suciedad e impurezas que puedan estar atrapadas en los poros. Realiza movimientos suaves y circulares para eliminar las imperfecciones.
  4. Abre los poros con vapor: para una limpieza facial de piel grasa debes eliminar cualquier suciedad que aún quede en la piel, razón por la cual es importante que abras los poros con vapor. Puedes hervir agua y colocar el rostro a mínimo 15 centímetros de distancia, y recibir vapor durante 2 minutos y un descanso hasta que completes 20 minutos aproximadamente. Esto aflojará las células muertas y facilitará su extracción.
  5. Extrae los puntos negros: debes limpiar bien tus manos y puedes utilizar una gasa. Para proceder a la extracción, tienes que presionar los puntos negros con los dedos índices, hasta comprobar que sale la suciedad del poro abierto. Es importante que no presiones demasiado para que no te lastimes y puedas limpiar bien sin que represente mayor molestia e incomodidad.
  6. Cierra los poros: después de limpiar y eliminar las células muertas, es necesario que cierres los poros para que no se infecten. En este paso puedes aplicar un tónico o sérum para pieles grasas que funcionen para cerrar los poros abiertos.
  7. Colócate una mascarilla: termina la limpieza facial casera colocando una mascarilla especial para piel grasa que te ayudará a disminuir la cantidad de sebo, así como a calmar y desinflamar la piel.

Estos pasos te guiarán en el proceso para hacer una limpieza de piel grasa y podrás alternarlos junto a tu rutina diaria para mantener tu rostro unificado e hidratado.

Cómo limpiar la piel grasa

La importancia de la rutina diaria

Tener una rutina diaria para piel grasa, y seguir los pasos para limpiar la piel grasa a nivel profundo dos veces al mes, te ayudará a que no se acumule tanta grasa en la cara y disminuya su brillo y suciedad. Además, tonificarla e hidratarla le dará mayor protección y suavidad.