Aprende sobre tu piel

Cómo funciona la crema solar y sus principales beneficios

> Cuestión de piel

Cómo funciona la crema solar y sus principales beneficios

beneficios de la crema solar

Forma parte de nuestro día a día tanto como el agua, el aire o la luz del sol pero, ¿qué sabes sobre la crema solar? Sí, protege tu piel de las quemaduras, previene las manchas o las enfermedades cutáneas, con ella evitas el cáncer de piel.

Es verdad, cada vez somos más conscientes de la importancia del protector solar, pero todavía hay muchas preguntas sin resolver, muchos detalles que no conocemos y que nos ayudarían mucho para cuidar nuestra piel de forma correcta durante todas las estaciones del año. Por eso hoy repasamos los aspectos más básicos acerca del protector solar y de cómo usarlo de manera adecuada.

¿Cómo funciona la crema solar?

Su nombre lo dice todo: el protector solar es una barrera que interponemos entre nuestra piel y los rayos ultravioleta que nos llegan del sol. Su objetivo es que nuestra piel no sufra a nivel superficial o profundo los daños que nos pueden causar. Para ello, el protector solar contiene filtros minerales que reflejan los rayos UV, así como filtros químicos que absorben la luz para que no se te queme la piel.

¿Qué recomiendan los dermatólogos?

Los expertos recomiendan usar un protector solar con SPF30 o superior para protegerse del sol. Como sabes, los rayos ultravioleta pueden ser UVA o UVB. Ambos son dañinos para nuestra piel y por eso lo primero que debemos hacer al comprar un protector es fijarnos en que nos protege ante ambos tipos de radiación. Los dermatólogos recomiendan aplicarlo media hora antes de la exposición solar para que nuestra piel tenga tiempo para absorberlo, y volver a aplicar cada dos horas para que la protección sea máxima.

También es conveniente que la crema solar sea resistente al agua, ya que esto lo hace también resistente al sudor, algo especialmente importante en verano debido al calor y a la cantidad de horas que permanecemos sumergidos en el agua. Un protector resistente al agua nos protege durante 40 minutos en este medio, mientras que los muy resistentes aguantan 80 minutos. Eso sí, cada vez que salimos del agua es fundamental volver a aplicarlo para fortalecer esa barrera y evitar quemaduras.

¿Qué beneficios obtengo al usar protector solar?

El principal beneficio de usar crema solar diariamente es que tu piel se mantiene sana y evitas enfermedades o el envejecimiento prematuro. Los rayos del sol oxidan nuestra piel y generan manchas arrugas y las temidas quemaduras. Nuestra piel tiene memoria, y exponerla sin protección a lo largo de los años puede causarnos enfermedades como cáncer de piel. Por el contrario, al protegerla la conservamos más joven y bonita durante más tiempo.

En el caso de la Loción Hidratante De Rostro Spf25, además de ofrecer protección solar para rostro, cuenta con una innovadora fórmula que ofrece hidratación durante 24 horas.

¿Qué diferencias hay entre el protector solar facial y el corporal?

A priori nos puede parecer que el protector solar corporal se puede aplicar en el cuerpo. Y sí, aunque en cierto modo nos va a proteger, el protector solar facial y el corporal se diferencian en algunos aspectos para dar a cada zona de nuestro cuerpo la protección que necesitan:

Los activos

Los protectores para la cara están en contacto con zonas de nuestro cuerpo muy delicadas tales como los ojos o las mucosas. Por ello, estos contienen activos que no son necesarios en los corporales: las cremas solares para el rostro suelen ser hipoalergénicos para evitar que, sí penetran en estas zonas más delicadas, se produzcan escozores o daños más graves.

El tratamiento

La crema solar para la cara suele contener tratamientos específicos para el rostro como antiarrugas o hidratantes, además de evitar el uso de aceites para no producir un exceso de sebo en el rostro. Por su parte, el protector para el cuerpo suele contener ingredientes refrescantes o calmantes para aportar a la piel una sensación de bienestar durante la exposición.

Por otro lado, el rostro necesita más protección y por ello es conveniente usar un protector solar 50, ya que la cara está expuesta a los rayos ultravioleta durante todo el año y por tanto necesita un cuidado más potente. De esta forma evitamos el envejecimiento de la piel a causa de la radiación solar, así como las molestas manchas que muchas veces aparecen por un cuidado inadecuado del cutis.

¿Qué importancia tiene la crema solar para los bebés y las personas mayores?

Son los grupos que más debemos cuidar cuando se trata de la exposición al sol. Los bebés y los niños tienen una piel más fina, y hasta la pubertad no habrán desarrollado el mecanismo de defensa que necesitan para protegerse de la radiación ultravioleta. La pigmentación de los niños todavía es muy débil, así como su capacidad de sudoración y de secreción sebácea. Esto hace que su piel esté menos protegida, y por lo tanto los daños solares son más graves en su piel. Para evitar esto es imprescindible utilizar una crema solar para niños o un protector solar para bebés, en función de la edad, y aplicarlo de forma rigurosa especialmente en verano.

En el caso de las personas mayores, su piel lleva expuesta durante mucho más tiempo y, dado que tiene memoria, recuerda todas las quemaduras que ha sufrido a lo largo de la vida. Por lo tanto el tejido comienza a ser más débil y aparecen arrugas o manchas. Además, con el paso de los años la piel va perdiendo hidratación y se va haciendo más fina. ¿El resultado? La piel es más delicada y el uso de crema solar adecuada para cada parte del cuerpo se hace indispensable para evitar irritaciones, quemaduras y reacciones cutáneas.