Aprende sobre tu piel

> Cuestión de piel

Diferencia entre una Crema Humectante y una crema Hidratante

Los beneficios de la crema humectante para la cara y la piel seca

Actualmente, son muchas las personas que aún no conocen las propiedades que posee una crema humectante. Como consecuencia, tampoco sabrían definir las diferencias que existen respecto a una crema hidratante. ¡Sal de dudas!

Debido a factores externos, como los rayos de sol o la contaminación, la piel necesita ser cuidada de forma diaria con el fin de mantenerse limpia, suave y lisa, aunque no siempre es fácil. Por ello, es importante utilizar los productos adecuados en cada momento, teniendo en cuenta las características de cada persona.

¿Qué es una crema humectante?

Para empezar, es importante que tengamos claro qué una crema humectante es aquella que se utiliza principalmente como barrera protectora para la piel. Su objetivo principal es evitar que el agua de su interior se evapore. De este modo, es perfecta para que la piel se mantenga húmeda. Gracias a estas cremas, se consigue proteger el órgano más grande del cuerpo de diversas enfermedades, como la dermatitis. También de aquellos factores externos que pueden dañarla.

Por otra parte, una crema humectante consigue integrar la superficie cutánea, incluso está implicada en reparar la capa ácida de la piel para mantenerla en perfectas condiciones.

Qué es una crema humectante

Beneficios de las cremas humectantes

Dentro de los múltiples beneficios de aplicar de forma rutinaria una crema humectante facial y corporal destacan:

  • Las zonas resecas desaparecen, eliminando así la conocida como piel de cocodrilo.
  • La piel se mantiene más fresca al poseer mayor cantidad de agua.r
  • El rostro se muestra con mayor elasticidad,desapareciendo así las sensaciones tirantes.
  • La piel se vuelve menos propensa a las arrugas. Lo mismo sucede con las manchas.

Cuidar la piel en cualquier época del año es muy importante. Por ello, es imprescindible mantenerla impecable, ya no solo por la salud física, sino también por el bienestar emocional que aporta verte bien.

Qué es una crema humectante

Diferentes tipos de cremas humectantes

Como ya hemos aclarado antes, las cremas humectantes tienen la función de mantener el agua en la capa externa de la piel. Pueden presentarse en geles, cremas o sueros a base de agua. Asimismo, entre sus componentes se encuentran la glicerina, la urea y el ácido láctico. Además, para suavizar, algunos de los ingredientes que poseen son el aceite de girasol, la lanolina y el aceite de jojoba.

Es necesario escoger la crema adecuada para cada tipo de piel con el fin de que cumpla de una forma eficiente con sus funciones. Algunos puntos que debes de tener en cuenta son:

  • Si tienes una piel normal, la crema humectante que elijas tiene que estar elaborada a base de agua. Normalmente, este tipo de productos poseen ingredientes que provienen de sustancias como la silicona.
  • Si en tu caso es protagonista la piel seca, la crema  humectante debe estar compuesta a base de aceites, conteniendo, además, urea y ácido láctico.
  • La piel grasa necesita una crema ligera, libre de aceites. Esta característica impedirá que se obstruyan los poros.
  • En relación con la piel mixta, lo más apropiado es una loción.
  • La piel sensible es importante cuidarla con un humectante que posea propiedades calmantes, como las cremas que contienen aloe vera o manzanilla. También es importante que no contengan fragancia ni ácidos.
  • Para las pieles maduras se aconseja utilizar cremas humectantes hechas a base de aceite y vaselina.

Las cremas humectantes frente a cremas hidratantes

Su principal diferencia es que mientras que una crema humectante crea una capa protectora en la piel para impedir que la humedad se evapore, la crema hidratante aporta hidratación.

Una duda muy común es si se necesita apostar más por un producto u otro, o si la elección es indiferente. En el caso de tener dudas sobre cuál aplicar en cada momento, existen algunas señales con las que poder conocer qué nos beneficia más:

  • Una piel demasiado seca es señal de que no es capaz de mantener la humedad, por lo que se hace necesaria una crema humectante.
  • Si la deshidratación es general, la crema hidratante o tratamientos como el de Mineral 89  son la mejor opción.
Qué es una crema humectante

Consejos para escoger la crema correcta

No es fácil escoger la crema correcta. En un momento dado, pueden parecer todas iguales y no reconocer aquella que mejor se adapta a tus necesidades. Ahora, existen varios consejos que ayudan a tomar la decisión correcta:

  • Es importante conocer nuestro tipo de piel.
  • Las opciones naturales siempre son las más recomendables.
  • La edad es un factor muy importante que debemos de tener en cuenta.
  • Las cremas con protección solar siempre son más eficaces.

Lo más recomendables es mantener nuestra rutina de cuidados de la piel, para que luzca reluciente y sana en todo momento.