Aprende sobre tu piel

> Cuestión de piel

Hidratación intensa en cara y cuerpo después del verano

¿Cómo cuidar la piel después del verano?

A lo largo del verano es habitual que nos olvidemos de cuidar nuestro cuerpo como lo hacemos el resto del año. Hechos como tomar el sol, abusar de las comidas calóricas o tomar una copa al anochecer se vuelven protagonistas sin importarnos las consecuencias. Ahora, cuando llega el otoño, descubrimos que no estamos igual de radiantes que meses atrás y que tenemos que comenzar una rutina para empezar a cuidarnos de nuevo, proporcionando a nuestro organismo todo lo que necesita. Para hacer este proceso más llevadero, te ofreceremos consejos para cuidar la piel después del verano.

Cuidados especiales de la piel después del verano

Cuidar la piel después del verano

Tras los excesos durante los meses más calurosos del año, llega el momento de volver a ponernos frente al espejo y descubrir lo importantes que son los cuidados de la piel después del verano. Aunque en un principio parezca una tarea complicada, solo necesitamos marcar una pequeña rutina que repare nuestro cuerpo. En poco tiempo notaremos los cambios. Para conseguirlo, tan solo hay que cumplir con los siguientes pasos:

  • Seguir unos hábitos de vida saludable: beber agua, dos litros diarios, es imprescindible para sentir nuestra piel hidratada. Asimismo, eliminar el alcohol, dormir bien, hacer deporte y seguir una dieta sana también es primordial.
  • Loción hidratante: aplicar una loción hidratante     en el rostro y el cuerpo puede contribuir a mejorar el aspecto y estado de la piel.
  • Mascarilla: las mascarillas hidratantes son muy recomendables utilizarlas dos veces por semana. Igualmente, ayudan a reparar los daños que provoca el sol.
  • Exfoliación: la exfoliación también es muy necesaria si queremos cuidar nuestra piel. Se trata de eliminar las células muertas de nuestro cuerpo, a la vez que limpiamos los poros. Es la mejor forma de renovar la dermis y de eliminar cualquier tipo de impureza. Con el 3 en 1 EXFOLIANTE + LIMPIADOR + MASCARILLA de Vichy, puedes realizar estos pasos de forma más sencilla.
  • Visitar al dermatólogo: en verano, no es extraño que nos aparezcan manchas en el rostro. Ahora, hay que preocuparse de que estas no sean malignas. Por ello, es aconsejable visitar a un especialista para que las analice.
  • Crema hidratante: con el uso de los geles hidroalcohólicos y el lavado de manos, estas sufren más que nunca las consecuencias, con sequedad e irritación, por lo que aplicar crema hidratante puede ser un alivio para la salud de tu piel.

Hidratar la piel de forma intensa

Tener la piel seca significa tener una dermis frágil. De este modo, será habitual sentir tirantez a lo largo de todo nuestro cuerpo. Es más, es posible que las rugosidades se hagan protagonistas. Ahora, recuperar la piel suave después del verano no conlleva un gran trabajo. Ahora, debemos tomarnos en serio que es importante hacerlo no solo por un tema estético, sino también de salud. En este apartado te ofreceremos consejos con los que notarás la piel más brillante y fresca; te sentirás mejor por dentro y por fuera. Estos son:

Cuidar la piel después del verano
  • Usar productos suaves. Así, es recomendable utilizar, por ejemplo, jabones líquidos que posean lípidos. Será una forma de evitar que nuestra piel se muestre áspera.
  • La temperatura del agua a la hora de darnos una ducha o un baño es muy importante. Esto significa que es recomendable apostar porque esté templada, en vez de caliente. Evitaremos que se queme y que se deshidrate.
  • Secarnos dándonos pequeños golpecitos con la toalla a lo largo de todo el cuerpo es mucho más aconsejable que frotar. A partir de este último gesto podemos dañar la piel. En cambio, con delicadeza, conseguiremos el mismo objetivo a la vez que protegemos nuestra dermis.
  • Beber líquido de forma constante es la base de cualquier piel hidratada. No importa que no tengas sed. Tomar pequeños sorbos conseguirá hacernos sentir mejor tanto de forma interna como externa.
Cuidar la piel después del verano
  • La humedad que se acumula en casa también afecta a nuestra piel. Por ello, debemos controlar el nivel que tenemos en nuestro hogar para conseguir que sea saludable.
  • No vale cualquier producto para hidratar el cuerpo. Todas las personas tenemos necesidades particulares que debemos cumplir. Así, lo mejor es analizar nuestro tipo de piel y adquirir los productos más adecuados para cuidarla. No es lo mismo una crema hidratante para piel seca que para una sensible, por ejemplo.
  • Además de tener que adaptarse a la piel,los productos deben ser de buena calidad y poseer aquellos ingredientes que mejoren nuestra dermis. Aquellos que no contienen alcohol o que no presumen de aroma son muy aconsejables.

Otros consejos para cuidar la piel tras el verano

Si queremos cuidar la piel de forma diaria, también son recomendables los pasos que vamos a describirte a continuación:

  • Es muy necesarioprestar atención a las zonas más sensibles. Entre ellas se encuentran los labios y el contorno de ojos.
  • La protección solar es importante a lo largo de todo el año.Aquella zona de la piel expuesta al astro rey, aunque sea en pleno invierno, debemos protegerla con cremas solares.
  • El tipo de maquillaje también nos ayuda a mantener la piel con un aspecto saludable. Los expertos recomiendan el hipoalergénico.