Cerave Aprende sobre tu piel

Causas del picor de manos. ¡Soluciona este problema!

Icon > Cuestión de piel

 

Son muchos los factores que provocan el picor de manos. Entre ellos se encuentra la reacción de la piel a determinadas sustancias. Esta sensación es muy desagradable e incómoda y no permite que te concentres al 100% en las tareas que realizas en el día a día. Por esta razón, es importante entender no solo las causas del picor de manos, sino también cómo aliviar este problema que es mucho más común de lo que se piensa.

Picor de manos

Causas del picor de manos

El picor en la palma de las manos y en los dedos suele ser muy habitual en ciertos trabajos y ambientes. La razón es que factores como la temperatura o la manipulación de ciertas sustancias lo provocan. Asimismo, el hecho de tener en la piel algún tipo de dermatitis, como el eccema, también hace que esta situación tenga lugar. Las más habituales son el eccema dishidrótico, la dermatitis de contacto y la psoriasis pustulosa. Estéticamente se presentan como descamación y placas enrojecidas. Por otra parte, el picor en las manos puede deberse también a la presencia de hongos y, en otros casos, se desconoce realmente el origen de esta sensación.

Sustancias externas

Las sustancias externas afectan de dos modos al picor de manos. Por un lado, existen químicos, tintes, materiales sintéticos o metales que son capaces de irritar la piel de cualquier persona. Por otro lado, es posible que las sustancias mencionadas anteriormente u otras provoquen una reacción alérgica. En los dos casos se produce mucho picor y enrojecimiento. Lo habitual es que la zona más afectada sea el dorso de las manos.

Estaciones del año

Asimismo, hay que tener en cuenta que algunos eccemas, como el dishidrótico, del cual no se conoce el origen, es más habitual en primavera y en otoño que en otra época del año. Igualmente, en aquellas temporadas en las que el estrés es mayor, también cobra más protagonismo. Así, en las manos aparecen pequeñas vesículas, tanto en las palmas como en los dedos, que producen picor. Además, en el momento en el que se rompen generan enrojecimiento en la zona.

Psoriasis pustulosa

Otra de las razones por las que aparece el picor de manos y dedos es la psoriasis pustulosa. El motivo es que a causa de esta afección pueden salir vesículas en las manos que tienen en su interior un líquido con un tono semejante al que posee el pus. Asimismo, también pueden aparecer placas de color rojizo con escamas en la superficie. Este problema suele afectar a ambas manos de manera simétrica, sintiendo la misma intensidad de picor en cada una de ellas.

Picor de manos

Cómo prevenir el picor de manos

Se pueden seguir algunos consejos con el fin de prevenir el picor de las manos y de los dedos. Estos son:

  • Evitar la excesiva humedad.
  • Acabar con la piel seca.
  • Evitar todo lo que irrita la piel.
  • No rascarse.
  • Evitar la excesiva humedad

    El hecho de tener las manos húmedas durante mucho tiempo o usar guantes de goma puede perjudicar mucho el picor que se produce en las manos. Por ello, es importante intentar tenerlas siempre secas y no usar ningún tipo de material que pueda provocar la sudoración constante en esta parte del cuerpo. La razón es que, de no ser así, pueden salir hongos en la piel.

    Acabar con la piel seca

    Acabar con la piel seca es muy necesario para que desaparezca el picor que se siente en los dedos y en las manos. En estos casos, el picor aparece debido a que la dermis no está lo suficientemente hidratada. Para conseguirlo, es tan fácil como utilizar la crema reparadora de manos CeraVe. Gracias a sus componentes, tiene la capacidad de aliviar la sequedad y aportar una sensación máxima de confort. Es ideal para aquellas personas que tienen las manos secas, dañadas y agrietadas.

    Evitar todo lo que irrita la piel

    En el caso de que sospeches que puedes tener alergia al tener contacto con alguna sustancia o material concreto, debes alejarte de él lo máximo posible y consultar a tu médico sobre el tema. Con la ayuda de un profesional tendrás la oportunidad de ahorrarte la aparición de eccemas y de las consecuencias que este provoca, como es el picor y el enrojecimiento.

    No rascarse

    Es obvio que se trata de la acción que toda persona quiere llevar a cabo cuando siente cierto picor en cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, rascarse una zona que se muestra así de sensible no es nada recomendable. La razón es que la piel se puede dañar aún más y el problema se agravará. De este modo, puedes intentar acariciarte suavemente la parte afectada para aliviar lo máximo posible la sensación, pero jamás intentar que el picor desaparezca con este tipo de actos.

    Lo importante siempre es cuidarse la piel, apostando por productos de calidad que hagan frente a cualquier afección que pueda tener la piel y evitar todos aquellos factores que perjudican la dermis en el día a día.