Cerave Aprende sobre tu piel

Hidratante o humectante: ¿qué crema escoger?

Icon > Cuestión de piel

Hidratante o humectante: ¿qué crema escoger?

Las personas que utilizan cosméticos para cuidarse la piel seguramente se hayan encontrado con términos como hidratante o humectante en muchas ocasiones. Es bastante habitual pensar que son dos conceptos que significan lo mismo. Sin embargo, son muy diferentes entre sí. De este modo, hay que entender qué finalidad tiene cada uno para saber aplicarlo de la manera correcta. Solo así se podrá cuidar la piel de una forma adecuada, aportándole todo lo que necesita mientras se presume de un aspecto saludable.

Humectante o Hidratante

¿Qué es una crema humectante?

Una crema humectante sirve para crear en la piel una barrera protectora. Su principal objetivo es evitar que el agua que posee el tejido se evapore. De esta manera, debe ser utilizado por aquellas personas que quieran mantener húmeda su piel, evitando enfermedades cutáneas mediante el restablecimiento del ácido que necesita la dermis, a la vez que se hacen frente a aquellos factores que se encuentran en el medio ambiente y que pueden hacer daño al organismo, como es la contaminación.

¿Qué es una crema hidratante?

En el caso de la crema hidratante, ya sea para la cara o para el resto del cuerpo, se puede decir que es un producto que tiene la función de aportar agua a las células. De este modo, tiene la capacidad de actuar en las capas más profundas que posee la piel. Por norma general, suelen presumir de estar creadas a partir de sustancias activas como son las sales minerales o las vitaminas. Cuando la piel se encuentra hidratada, se muestra más luminosa, flexible, suave y elástica. Asimismo, si se sigue un tratamiento continuo, se consigue retrasar el envejecimiento.

Uno de los productos más destacados del mercado a día de hoy es CeraVe SA crema alisadora anti-rugosidades. Se trata de una crema hidratante no grasa capaz de aportar hidratación de la piel durante todo el día a partir de sus tres ceramidas. Asimismo, el gel limpiador CeraVe anti rugosidades es capaz de eliminar la suciedad, de mejorar la textura de la piel y de eliminar la grasa para que esta última muestre un aspecto saludable.

¿Cuál es la diferencia entre una crema humectante y una crema hidratante?

Si se profundiza en la diferencia que existe entre una crema humectante y una crema hidratante, hay que tener claros los significados de cada una de ellas:

  • La primera, con el fin de mantener la humedad natural de la piel, crea una capa protectora en ella.
  • La segunda tiene como función aportar hidratación y agua al órgano más grande del cuerpo.

Son muchas las personas que se preguntan si es aconsejable usar ambos productos a la vez y es que siempre hay que tener en cuenta la piel. Si la piel no se encuentra seca, el producto humectante sería suficiente. La razón es que la piel hidratada puede conseguirse mediante la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos o líquidos como el agua.

 

¿Cómo saber qué tipo de crema elegir?

Teniendo en cuenta lo anterior, la pregunta sería la siguiente: ¿crema hidratante o crema humectante? Si una persona tiene la piel escamosa, es necesario que opte por comprar una crema hidratante. Con este tipo de productos, se consigue restaurar la dermis haciéndola más vistosa. Asimismo, si se muestran mucho las líneas de expresión volviéndose las arrugas cada vez más protagonistas y la piel se ve opaca, es posible que la piel se encuentre deshidratada. De este modo, también sería necesario aportar hidratación al organismo.

Por otro lado, si se siente la piel seca de una forma constante, es importante escoger una buena crema humectante, pues es evidente que esta no tiene la capacidad suficiente de producir células que puedan crear una barrera protectora.

Humectante o Hidratante

¿Cómo elegir la crema hidratante o humectante adecuada?

Es cierto que elegir un cosmético u otro es una tarea muy personal, pues cada persona es diferente y no todos los productos vienen bien. Normalmente, se compran cremas teniendo en cuenta el precio, el embalaje o las recomendaciones del vendedor, que no tiene por qué ser experto en la materia. Ahora, existen algunos consejos que ayudan a adquirir el producto idóneo. Estos son los siguientes:

  • Es necesario tener claro el tipo de piel de cada uno, como normal, grasa, mixta o seca.
  • Los productos que presumen de estar elaborados a partir de ingredientes naturales son muy adecuados.
  • A medida que se cumplen años, la piel empieza a tener diversas necesidades, por ello es un factor que hay que tener en cuenta. Con el paso del tiempo, la piel se muestra más desprotegida. Así, es necesario usar cremas humectantes que refuercen la barrera cutánea, impidiendo que se pierda la humedad. Ahora, las cremas hidratantes están recomendadas a partir de los veinte años.
  • Asimismo, es muy común que una persona se olvide de proteger su piel de las radiaciones solares, independientemente de que utilice una crema humectante o hidratante. Por ello, siempre es recomendable elegir un producto que tenga, al menos, un factor 30.