APRENDE SOBRE TU PIEL

Categoria > Cuestión de piel: Descubre todo sobre el cuidado de la piel | CeraVe

Aprende a realizar una limpieza facial adecuada

  • ¿Por qué es importante la limpieza de cara?
  • ¿Qué ingredientes son adecuados según el tipo de piel?
  • ¿Qué utensilios de limpieza facial se recomienda?
  • Errores más comunes en una limpieza de cutis
  • Conoce el mejor limpiador facial según tu tipo de piel
  • Limpiador facial para piel grasa y mixta
  • Limpiador facial para piel seca

La limpieza facial es una parte crucial de cualquier rutina de cuidado de la piel, ya que ayuda a eliminar la suciedad, la grasa y las impurezas de la superficie cutánea, previniendo los brotes de acné y favoreciendo un rostro sano y luminoso. Sin embargo, muchas personas desconocen las técnicas y los productos adecuados que se necesitan para una rutina de limpieza de cutis eficaz.

En este artículo, te guiaremos por los pasos de una rutina de limpieza de cara adecuada, incluyendo los mejores ingredientes, consejos y productos que debes utilizar según tu tipo de piel. Tanto si tienes la piel grasa, como seca o mixta, aprender a limpiarte correctamente el rostro es esencial para conseguir una piel sana y radiante.

¿Por qué es importante la limpieza de cara?

La limpieza facial es importante por varias razones. En primer lugar, ayuda a eliminar las impurezas, el exceso de grasa y las células muertas que se acumulan en la piel a diario. Si no se eliminan, estas impurezas pueden obstruir los poros y provocar la aparición de imperfecciones y puntos negros.

Otro aspecto importante es que una limpieza facial puede ayudar a preparar la piel para la aplicación de otros productos de cuidado, como cremas hidratantes, sérums o tratamientos específicos. Al eliminar las impurezas, se facilita la absorción de los productos de la rutina facial, maximizando sus beneficios.

Los contaminantes, el polvo y las bacterias se acumulan en la superficie de la piel a lo largo del día, y estas impurezas pueden causar imperfecciones si no se tratan. Es por ello que realizar una limpieza facial en casa dos veces al día ayudará a mantener la piel con aspecto saludable y libre de impurezas.

Por desgracia, no todos los productos de limpieza facial son apropiados para todos los tipos de piel. No utilizar un limpiador facial adecuado para tu tipo de piel o exfoliar en exceso va a impactar en la integridad de la función barrera, eliminando parte del manto lipídico propio de nuestra piel causando sequedad, descamación e incluso irritación. Es esencial comprender qué ingredientes son adecuados para tu piel y saber cómo utilizarlos correctamente para la limpieza del rostro.

¿Qué ingredientes son adecuados según el tipo de piel?

Es importante conocer cuál es tu tipo de piel a la hora de elegir los productos e ingredientes más adecuados para tratarla.

Para las pieles grasas y mixtas, se recomiendan ingredientes como el ácido salicílico, un betahidroxiácido (BHA), capaz de eliminar las células muertas de la epidermis y desobstruir los poros, por lo que es una opción ideal para quienes tienen la piel grasa.

Si tu piel es grasa, es recomendable utilizar un limpiador facial para piel grasa con activos como el ácido salicílico, la arcilla, la niacinamida, y las tres ceramidas esenciales, en forma de fitoceramidas, para ayudar a seborregular y matificar la piel, a la vez que hidratamos y reparamos la barrera cutánea.

Para quienes tienen la piel sensible y seca, es importante seleccionar ingredientes que sean delicados e hidratantes. Busca un limpiador facial para piel sensible o seca que contenga ceramidas, ácido hialurónico, niacinamida y glicerina. Las ceramidas ayudan a restaurar y preservar la barrera natural del rostro, mientras que el ácido hialurónico y la glicerina aportan hidratación y nutrición a la piel. Un limpiador facial para piel seca o sensible hará que tu piel quede purificada, al tiempo que conserva los aceites naturales de la piel.

¿Qué herramientas y productos de limpieza facial se recomiendan?

Contar con los productos adecuados es esencial para lograr una rutina de limpieza facial satisfactoria.

  • Agua micelar: El agua micelar es un producto de limpieza suave que contiene micelas, que son pequeñas esferas formadas por tensioactivos que atraen y eliminan la suciedad, el maquillaje y las impurezas de la piel sin necesidad de aclarar. Es ideal para todo tipo de piel, incluyendo las pieles sensibles, ya que no suele causar irritación. Puedes usar el agua micelar como primer paso o como único paso de tu rutina de limpieza facial para eliminar el maquillaje y limpiar la piel.
  • Limpiador facial suave: Un limpiador facial suave es esencial para limpiar el rostro sin irritar la piel. Busca un limpiador que esté formulado para tu tipo de piel, ya sea seca, grasa, mixta o sensible, que tenga un pH fisiológico y haya sido testado bajo control dermatológico.
  • Cepillo facial: El cepillo facial se utiliza para limpiar en profundidad el rostro. Hay varios tipos de cepillos faciales disponibles en el mercado, desde los mecánicos hasta los eléctricos. Asegúrate de elegir uno con cerdas suaves y que sea adecuado para tu tipo de piel. Utilízalo junto con tu limpiador facial suave para ayudar a eliminar la suciedad, el maquillaje y los residuos de la piel.
  • Tónico facial: El tónico facial ayuda a finalizar la higiene y equilibrar el pH de la piel después de la limpieza de rostro y a prepararla para los productos hidratantes. Busca un tónico que esté libre de alcohol (etanol) y que contenga ingredientes hidratantes y calmantes.
  • Exfoliante facial: Un exfoliante facial puede ser útil para eliminar las células muertas de la piel y mantenerla suave y radiante. Sin embargo, es importante no exfoliar en exceso, ya que podría irritar la piel. Busca un exfoliante suave y utilízalo una o dos veces por semana, o según las recomendaciones del fabricante.

Seleccionar el limpiador adecuado es un paso importante para que la limpieza del rostro sea efectiva. Para las pieles grasas o mixtas, es recomendable utilizar un producto que respete la barrera protectora de la piel.

Para la piel seca, es recomendable el uso de limpiadores específicos, las texturas en formato crema, aceite espumoso o crema-espuma, ya que proporcionan una hidratación suave a la vez que purifican el rostro.

Errores más comunes en una limpieza de cutis

En este apartado te contaremos algunos de los errores más comunes a la hora de limpiar el cutis que pueden hacer que tu piel se resienta.

  • Usar agua caliente: El agua caliente puede ser perjudicial para la piel del rostro, ya que puede eliminar los aceites naturales de la piel y causar sequedad y enrojecimiento. Es mejor usar agua tibia o fría.
  • Usar limpiadores agresivos: Algunos limpiadores faciales contienen ingredientes agresivos como sulfatos, fragancias y alcohol, que pueden ser irritantes para la piel del rostro, especialmente si tienes piel sensible. Es importante elegir limpiadores suaves y formulados para tu tipo de piel para evitar irritaciones y sequedad.
  • No retirar completamente el maquillaje: Es esencial asegurarse de retirar completamente el maquillaje del rostro antes de limpiarlo. Dejar restos de maquillaje en la piel puede obstruir los poros y causar brotes de acné o irritaciones en la piel.
  • Frotar con fuerza: Frotar la piel del rostro con fuerza al limpiarla puede causar irritación y daño a la barrera cutánea. Es mejor usar movimientos suaves y circulares con las manos o con una herramienta de limpieza facial suave.
  • No limpiar el cuello y escote: Muchas personas se olvidan de limpiar también el cuello y escote, lo cual puede resultar en una acumulación de suciedad y maquillaje en estas áreas. Asegúrate de incluir el cuello y escote en tu rutina de limpieza facial para mantenerlos limpios y saludables.
  • No aclarar adecuadamente el rostro: Es importante enjuagar completamente la piel del rostro después de una limpieza facial para asegurarte de que no queden residuos de limpiador o agua micelar en la piel. Los residuos pueden obstruir los poros y causar problemas en la piel.
  • Usar una toalla mojada o sucia: Si usas una toalla mojada o sucia para secar tu rostro después de limpiarlo, podrías estar transfiriendo bacterias y suciedad a tu piel, lo que puede causar obstrucción de los poros y provocar brotes de acné. Es importante utilizar una toalla limpia y seca para secar tu rostro después de la limpieza de cutis.
  • Exfoliar en exceso la piel: Aunque una limpieza de cutis puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel y favorecer la regeneración celular, hacerlo con demasiada frecuencia va a impactar significativamente en la barrera cutánea, eliminando parte del manto hidrolipídico de la piel, causando tirantez, escozor e incluso enrojecimiento e inflamación. Si utilizas un limpiador exfoliante, limítate a una o dos veces por semana, y sé delicado al aplicarlo sobre el rostro.
  • Conoce el mejor limpiador facial para tu tipo de piel

    Para tener un rostro sano y luminoso es importante seleccionar adecuadamente el limpiador facial. CeraVe Agua Micelar Limpiadora e Hidratante es ideal para todo tipo de pieles

    ya que se trata de una fórmula suave que elimina la suciedad y el maquillaje sin eliminar la hidratación natural de la piel.

    Para una limpieza facial adecuada acompáñala con el Gel Limpiador Espumoso CeraVe para lograr unos resultados óptimos.

    Para las pieles normales a secas, una opción óptima puede ser CeraVe Crema-Espuma Limpiadora Hidratante. Este producto de higiene al agua es una crema que se transforma en espuma al contacto con el agua, y que en un solo paso va a limpiar y desmaquillar la piel, a la vez que aporta hidratación, además no contiene perfume y ha sido testado bajo control dermatológico y oftalmológico.

    Es importante tener en cuenta tu tipo de piel y sus características a la hora de elegir un limpiador.

    Limpiador facial para pieles grasas y mixtas: Agua Micelar Hidratante CeraVe y Gel Limpiador Espumoso CeraVe

    El cuidado de los rostros grasos y mixtos requiere una atención especial. Elegir un limpiador facial para piel grasa y mixta adecuado es esencial para eliminar eficazmente la suciedad y la grasa sin resecar, manteniendo la barrera protectora de la piel.

    Una gran recomendación para quienes tienen la piel grasa y mixta es el Gel Limpiador Espumoso de CeraVe. Este limpiador facial desarrollado con dermatólogos para pieles normales a grasas proporciona una limpieza facial profunda sin resecar el rostro. Su suave acción espumosa ayuda a eliminar el exceso de grasa y suciedad, dejando la piel revitalizada y suave.

    Su fórmula incluye niacinamida para calmar la piel y es no comedogénico para evitar la obstrucción de los poros.

    Modo de empleo

    Para utilizarlo en tu limpieza de cutis, humedece la cara con agua tibia y masajea el gel limpiador en la piel con movimientos circulares. Después aclara con abundante agua y seca con suaves toques hasta que la piel esté seca por completo.

    Limpiador facial para piel normal a seca: CeraVe Limpiadora Crema-Espuma Hidratante

    La Limpiadora Crema-Espuma de CeraVe es una opción recomendada para cutis de piel normal a seca. Está formulado con ceramidas, que ayudan a mantener la barrera natural de la piel, ácido hialurónico, que hidrata y rellena la piel, y aminoácidos, que ayudan a retener la hidratación.

    Su fórmula suave no comedogénica es perfecta para el uso diario, incluso para quienes tienen la piel delicada, y su textura espumosa proporciona una limpieza de cutis a fondo sin necesidad de frotar agresivamente.

    Este limpiador para piel seca en crema espumosa es perfecto para uso diario, ya que te proporciona una limpieza facial profunda sin comprometer los niveles naturales de hidratación de tu piel.

    Tener una rutina de cuidado de la piel adecuada es una parte importante para tener un rostro radiante y sano. CeraVe desarrolla productos eficaces, testados bajo control dermatológico, para ayudar a restaurar y/o mantener la integridad de la función barrera de nuestra piel, este muro que protege nuestro interior del contacto con el exterior. Teniendo en cuenta estos consejos y los productos adecuados lograrás que tu piel permanezca limpia, hidratada y protegida cada día.