SPF
Image-1

Resumen

La limpieza facial es un paso clave en el cuidado cutáneo si quieres mantener una piel de aspecto saludable con una sensación de equilibrio, hidratación y confort. Como tal, la frecuencia con la que te lavas la cara  puede tener un gran impacto en el aspecto y tacto de tu piel. La regla general siempre ha sido lavarse la cara dos veces al día, por la mañana y por la noche. Sin embargo, más recientemente, ha habido un debate continuo sobre la necesidad de una limpieza por la mañana—sobre todo si tienes piel sensible y seca. Algunas personas creen que lavar la cara y no aplicar el limpiador por la mañana puede ayudar a tu piel a retener sus aceites naturales. Para ayudar a aclarar el tema, te explicamos con qué frecuencia deberías lavarte realmente el rostro y te damos consejos para seguir la mejor rutina de limpieza teniendo en cuenta las necesidades únicas de tu piel.

¿Por qué es beneficioso lavarse la cara?

  • Lavarse la cara por la mañana ayuda a eliminar el sudor, la suciedad, el exceso de grasa y las bacterias que pueden acumularse en la superficie de tu piel durante la noche.
  • La utilización de un limpiador por la mañana para tu tipo de piel puede ayudar a prevenir la obstrucción de los poros, lo que puede provocar brotes de acné y otros problemas cutáneos.
  • La limpieza ayuda a eliminar ingredientes del cuidado de piel de tu rutina nocturna, como el retinol o el ácido glicólico.
  • Empezar la mañana con la piel bien limpia y sin residuos puede ayudar a preparar el camino para el resto de los productos.

¿Es Perjudicial Lavar Tu Rostro por la Mañana?

Lavarse la cara no es perjudicial para la piel. De hecho, es una parte esencial de cualquier rutina de cuidado de la piel completa. La Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda lavarse la cara por la mañana, antes de dormir y después de transpirar—independientemente de tu tipo de piel.1 De acuerdo con la AAD, limpiar tu rostro por la mañana tiene un objetivo importante: este lavado elimina las bacterias, el sudor y la suciedad que pueden acumularse en tu rostro durante la noche.2 Enjabonarte por la mañana también te ayuda a empezar tu rutina de cuidado de la piel matinal con el rostro limpio—que permite una absorción óptima del producto. Ayuda también a preparar tu piel para los productos esenciales del cuidado de la piel (como tu protector solar) y elimina cualquier resto de producto de la noche anterior.

¿Puedo Lavarme la Cara Sólo Con Agua por la Mañana?

Aunque puede ser refrescante sentir el agua fría en el rostro por la mañana, no suele ser suficiente para limpiar eficazmente la superficie de la piel. Muchos productos de cuidado nocturno de la piel (como sérums de retinol y cremas de noche antienvejecimiento) contienen ingredientes ricos en emolientes que no son solubles en agua—es decir, no se disuelven en agua. Sin una limpieza adecuada, las grasas y otras impurezas pueden acumularse en la superficie de la piel, obstruir los poros y causar problemas cutáneos como los brotes, los brillos y la falta de luminosidad.

Como tal, todos tenemos diferentes tipos de piel. Puede haber algunos casos en los que tu dermatólogo podría recomendarte que pruebes un método en el que sólo utilices agua en tu rutina matinal. Si crees que este método puede ser útil para tu piel sensible, con picor o dañada, es importante consultar un dermatólogo certificado para recibir un asesoramiento personalizado.

¿Puedo Dejar de Utilizar el Limpiador Facial y Optar por un Tónico en su Lugar?

Los limpiadores faciales y los tónicos son dos tipos diferentes de productos para el cuidado de la piel con usos y beneficios únicos. Los limpiadores faciales son usados como el primer paso en tu rutina de cuidado de la piel para eliminar en profundidad el exceso de grasa, la suciedad y otras impurezas de la superficie de tu piel. Por su parte, los tónicos faciales pueden ser usados después de la limpieza de tu rostro para ayudar a restablecer el equilibrio del pH de la piel, refrescar tu piel y eliminar cualquier resto de suciedad o grasa. Aunque los tónicos puedan tener propiedades limpiadoras, no son lo mismo que los limpiadores faciales.

¿Es Más Importante Lavarse la Cara por la Mañana o por la Noche?

La limpieza es un paso esencial en cualquier rutina de cuidado de la piel, tanto por la mañana como por la noche. Así, las opiniones entre los expertos pueden variar a la hora de determinar cuál es más importante. La limpieza de tu rostro por la mañana es importante porque elimina el sudor, el exceso de grasa y las bacterias de la noche, mientras que la limpieza nocturna elimina la suciedad, la grasa, el maquillaje, las sustancias contaminantes del medio ambiente y otras impurezas que se acumulan a lo largo del día.

Tu piel también experimenta un importante proceso de regeneración durante el sueño, y dormir con la piel limpia puede ayudar a favorecer este proceso. Eliminar el maquillaje antes de dormir (con la que muchos limpiadores faciales pueden ayudar) también es esencial para prevenir la obstrucción de los poros.

¿Cómo Limpiar la Cara por la Mañana: ¿Debo Utilizar un Limpiador Diferente?

Aunque a muchas personas les gusta tener un limpiador facial diferente para su rutina de la mañana y otro para la noche, se trata de una preferencia exclusivamente personal. No hay ningún inconveniente en utilizar el mismo limpiador por la mañana y por la noche, si no sabes cómo limpiar la cara por la mañana puedes mantener una rutina de cuidado de la piel sencilla. Por la mañana, un gel limpiador sin espuma es una opción suave pero eficaz que puede ayudarte a realizar tu rutina de la mañana.

Para la limpieza nocturna, algunas personas prefieren la sensación de limpieza profunda de un limpiador en espuma, ya que la piel tiende a acumular más “impurezas” durante el día. La doble limpieza es otro método popular de limpieza nocturna que puede ser usado para eliminar maquillaje resistente al agua, protector solar y cosméticos a base de aceite antes de dormir. Con esta técnica, el rostro se lava primero con un limpiador a base de agua y después con un limpiador a base de aceite.

¿Qué Limpiador Facial es Mejor para Mi Limpieza Matinal?

Por fin, no existe un método único para todos los casos cuando se trata de lavarse la cara. La rutina de limpieza ideal para tu piel dependerá de varios factores, como tu tipo de piel, estilo de vida, edad, clima y preferencias personales. CeraVe recomienda optar por fórmulas suaves que sean adecuadas para tu tipo de piel y formuladas para mantener la barrera protectora de la piel. El limpiador ideal debería limpiar en profundidad la superficie de tu piel sin dejar después una sensación de tensión, dureza o sequedad. Te sugerimos que busques fórmulas sin perfume que son desarrolladas con dermatólogos, probados contra las alergias y que contienen ingredientes beneficiosos como ceramidas, ácido hialurónico y niacinamida.

Aquí tienes algunas consideraciones para tener en cuenta a la hora de decidir cuál es el mejor limpiador facial para tu rutina de la mañana:

  • Piel seca: Este tipo de piel carece de la hidratación necesaria, pelo que buscarás limpiadores que sean hidratantes, suaves para la piel y que no provoquen sequedad. Los más populares para la piel seca suelen ser las barras limpiadoras suaves y sin jabón.
  • Piel sensible: La investigación demuestra que la piel sensible y muy reactiva puede obtener más beneficios de los limpiadores líquidos suaves y sin perfume.3 
  • Piel normal: Las personas con piel normal pueden optar por la mayoría de los limpiadores por la mañana, porque su piel no es ni demasiado seca ni demasiado grasa.
  • Piel mixta: Este tipo de piel tiene frecuentemente áreas grasas  (como la zona T) y áreas secas, por lo que es fundamental elegir limpiadores que ayudan a eliminar el exceso de sebo (grasa) sin dañar la piel.
  • Piel grasa: Los limpiadores faciales en espuma pueden ayudar a eliminar el exceso de grasa y minimizar los brillos no deseados.  La doble limpieza también puede ser especialmente útil para quienes tienen la piel grasa, de acuerdo con la Cleveland Clinic.4

5 Limpiadores Faciales CeraVe para Probar para una Limpieza Suave por la Mañana

CeraVe Hydrating Facial Cleanser

CeraVe Hydrating Facial Cleanser es un excelente limpiador matinal sin espuma para pieles normales a secas. Este limpiador facial con tres ceramidas esenciales y ácido hialurónico está diseñado para limpiar, hidratar y refrescar tu piel manteniendo su barrera protectora.

CeraVe Hydrating Cream-to-Foam Cleanser

Utiliza CeraVe Hydrating Cream-to-Foam Cleanser para ayudar a eliminar en profundidad la suciedad y el maquillaje sin quitar la hidratación natural de la piel. Esta fórmula con pH equilibrado y ceramidas, aminoácidos y ácido hialurónico comienza con una textura cremosa antes de convertirse en una espuma suave. Es el producto ideal para lavar el rostro con piel normal a seca, y también puede ser utilizada por personas con piel sensible.

CeraVe Foaming Facial Cleanser

Si tienes la piel grasa, la mejor opción para añadir a tu rutina de limpieza matutina es CeraVe Foaming Facial Cleanser. Este limpiador facial con ceramidas, ácido hialurónico y niacinamida está diseñado para lavarse la cara y limpiar en profundidad tu piel eliminando el exceso de grasa sin alterar la barrera protectora de la piel.

Message
Download Chrome